Bayas de Goji deshidratadas

Producción local Mediterránea cero Residuos

Hace poco más de una década, un nuevo alimento entró en nuestras vidas anunciándose como el nuevo milagro procedente de Asia: las bayas Goji. Tuvo gran aceptación en el mercado occidental, y durante varios años, las bayas Goji gozaron de una reputación intachable entre los consumidores europeos debido a sus propiedades (zinc, hierro, cobre, calcio, vitamina C, vitamina A, omega 3 y 6, luteína y zeaxantina, entre otros), propiedades avaladas por analíticas realizadas en laboratorios acreditados

Los consumidores lo ponían en ensaladas, yogures, batidos, o lo tomaban como snack saludable.

Las bayas de Goji tienen su origen en el Himalaya, y en nuestras latitudes se consume como fruta deshidratada, al no ser posible su consumo en fresco por la gran distancia desde la zona productora del Himalaya hasta los mercados europeos. La importación de fruta deshidratada desde países del lejano Oriente supone un coste económico y medioambiental importante: contaminación y consumo de recursos energéticos y económicos derivados del transporte a larga distancia.

Tras varios años de éxito hace una década en la demanda de bayas goji procedentes del Himalaya, pronto se desataron las alarmas sobre la seguridad para la salud derivada del consumo de esta fruta. La OCU reveló que el producto rebosaba de ciertos elementos no tan saludables como pesticidas prohibidos en la Unión Europea de este producto importado desde China, por la presencia de metales pesados (principalmente plomo y cadmio) y pesticidas.
(Fuente: Alimente.elconfidencial.com, fecha de publicación 22/08/2020).
Por este motivo, la demanda en Europa de este producto se ha reducido notablemente en la actualidad, a pesar de las propiedades biofuncionales de esta fruta.

Ante esta situación, los países europeos están aplicando estándares más estrictos para las bayas de Goji chinas y algunos países solo aceptan productos ecológicos, lo cual dificulta la exportación de las bayas desde China al mercado europeo.
(Fuente: según FreshPlaza.es, fecha de publicación 29/11/2019).

En este contexto, surge GOJI MEDITERRÁNEA, empresa creada en plena época pre-COVID19, en el extremeño Valle del Jerte.

Nuestra empresa nace con la filosofía de producir y valorizar bayas Goji a nivel local (slow food) y residuo cero (producción agroecológica y producción certificada ecológica). Nuestras producciones locales en el área Mediterránea se realizan bajo estándares exigentes de calidad e inocuidad alimentaria, así como de respeto medioambiental y social, en base a la Reglamentación europea de seguridad alimentaria y las exigencias de nuestros clientes. Nuestras producciones y procesos agroindustriales están certificados (y en proceso de certificación) según los estándares basados en buenas prácticas agrícolas (GlobalGAP, Certificación Ecológica, Cero Residuo, Slow Food), y según el estándar GFSI (Global Food Safety Initiative) BRC.

El principal aspecto diferencial de nuestra empresa es precisamente el hecho de producir una fruta con propiedades nutricionales interesantes en el territorio mediterráneo, de manera sostenible y respetuosa con el medio ambiente, y donde se asegure la ausencia de metales pesados y residuos de pesticidas. Y unido a ello, ser capaces de ofrecer nuestra fruta para su consumo en fresco (por su cercanía a los mercados nacionales y europeos).

Personas de contacto

Idioma

Contacto

Email

Teléfono

  

Elena García Garrido

elena@gojimediterranea.com

+34 637 859 227


Alois Singer

singer@gojimediterranea.com

+49 171 7595783

  

Juan Carlos López Nicklaus

carlos@gojimediterranea.com

+34 608 679 435


Francisco Jose Rodriguez García

francisco@gojimediterranea.com

+34 666 535 166